La consultoría suma una mirada al proyecto desde la perspectiva del diseño. Reúne información para interiorizarse con el objeto con el que se va a trabajar. Reconoce necesidades y límites, profundiza preguntas y ensaya algunas hipótesis.