El diseño elabora un discurso para contar qué es, quién es y qué hace. Trasciende el resultado gráfico: dota de narrativa a su objeto e inaugura una voz. Cada trabajo es una nueva oportunidad para pensar el diseño con amor por su historia y su origen. El lenguaje del rescate emotivo.

Marcas, identidades, rediseños; libros, informes, publicaciones; signos, letras, tipografías; eventos, espacios, señalética; y los cruces de todas estas cosas. Todo es diseño, todo pasa por la mirada.